AENA abre expediente a 442 controladores por el caos aéreo

Los aeropuertos y compañías trabajan a pleno rendimiento para recuperar la normalidad y van recolocando a los viajeros que quedaron en tierra. Aún hay retrasos y cancelaciones. Zapatero comparecerá el jueves en el Congreso.- AENA recomienda no acudir a los aeropuertos sin consultar antes con las aerolíneas

El caos aéreo ocasionado ayer y el viernes por el paro salvaje de controladores ha provocado que AENA haya abierto expediente a 442 de ellos, una quinta parte de un colectivo que cuenta con unos 2.200 profesionales. Así lo ha anunciado el ministro de Fomento, José Blanco, que ha hecho balance de la crisis de los controladores, iniciada el viernes y que ayer obligó al Gobierno a decretar el estado de alarma, por lo que los vigilantes del aire pasaron a estar bajo obediencia militar. Según ha confirmado el ministro, los controladores han acudido esta mañana sin incidencias -han trabajado 286 de 296- Los que no lo han hecho, ha sido por “causas justificadas”. Mientras, los aeropuertos, que operan a plena capacidad, van regresando a la normalidad, aunque aún hay retrasos y cancelaciones que se arrastran desde ayer: hasta las 12.30, ultimo dato facilitado por AENA, se han operado 1.558 vuelos de los 4.060 programados para hoy. Hay 107 cancelaciones.

El ministro de Fomento ha dicho que la apertura de estos 442 expedientes disciplinarios es independiente de las actuaciones que lleve a cabo la Fiscalía. Según Blanco, se estudiará cada caso y se prevé que a algunos se les aparte de forma definitiva de su puesto de trabajo, a otros se les suspenda de empleo y sueldo y que haya también expulsiones definitivas, entre otras medidas.

Tras casi 24 horas de cierre del espacio aéreo, el Ministerio de Fomento decretó su apertura hacia las 15.30 de ayer. A partir de entonces había que recuperar el terreno perdido por todos los vuelos cancelados y problemas originados en esas 24 horas. Las compañías se pusieron manos a la obra para reprogramar sus vuelos y dar cabida al mayor número de viajeros posible. Ya están operando con total capacidad, aunque la actividad normal tardará en restablecerse totalmente unas 48 horas por la necesidad de recolocar a los viajeros afectados -hubo unos 600.000-, los ajustes técnicos en los planes de vuelo y la necesaria coordinación con el resto de Europa. Los aeropuertos españoles tienen previsto realizar hoy 4.060 operaciones para trasladar a más de medio millón de viajeros.

Por el momento, AENA informa de que a las 12.30 se habían llevado a cabo un total de 1.558 operaciones de las 4.060 previstas. Hasta las 11.30 se habían cancelado 107 vuelos de los programados para hoy, 37 salidas y 70 llegadas, que son las que están teniendo más problemas. Por ello, el gestor aeroportuario AENA sigue pidiendo a los pasajeros que llamen a su compañía antes de acudir al aeropuerto.

No hay problemas de control: De los 296 controladores que hoy tenían que trabajar, han acudido a las torres y centros de control 286, informa AENA. Los cinco centros principales de control del espacio aéreo -Madrid, Barcelona, Baleares, Sevilla y Canarias- operan a pleno rendimiento.

Esta mañana, el aeropuerto de Barajas presenta una actividad similar a la de un día normal. No obstante, el caos de ayer aún se arrastra y hay retrasos y cancelaciones. En el aeródromo madrileño, hasta las 10.30 de la mañana han despegado 118 vuelos y han aterrizado 66, pero 24 han sido cancelados. En total, están previstos para este domingo un total de 1066 vuelos, según han explicado fuentes de AENA.

En el aeropuerto barcelonés de El Prat, había más cancelaciones que vuelos hasta las ocho de la mañana debido a que las compañías ya habían suspendido vuelos hasta la mañana de hoy, informa Jesús García.

Plan B

El vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha referido al asunto en una entrevista en la Cadena SER, en la que ha reiterado que “una protesta con esta virulencia no volverá a ocurrir nunca más en España”, en referencia al caos provocado por los controladores. El ministro ha declarado que el Gobierno “sabía que eran probables conflictos agudizados hasta navidades”, dado que, con el cómputo de horas que llevaban contabilizadas los controladores, en el mes de diciembre muchos de ellos ya habrían superado el límite de horas anual. Por eso se aprobó el decreto del viernes que desató la protesta de los vigilantes, un colectivo con unos “provilegos exorbitantes”, según Rubalcaba.

Preguntado sobre si los problemas pudieran reproducirse en dos semanas, cuando expire el estado de alarma decretado ayer, el ministro lo ha descartado. “Primero, porque a los controladores no les va a salir gratis” la protesta de el viernes. Y segundo, porque “se han aprobado reformas” en el decreto del viernes, entre ellas la de que habrá un médico en las torres de control que certifique los problemas médicos alegados por los controladores. “Si no hay certificado, no hay baja y si no hay baja, hay trabajo”, ha dicho el ministro. En cualquier caso, si siguen las protestas, asegura que “siempre hay planes b y Fomento los tiene pensados. Hay fórmulas por si siguen protestas”.

650.000 afectados

Según estimaciones no oficiales, 650.000 viajeros se han visto afectados por el caos generado en los aeropuertos. Rubalcaba aseguró ayer que AENA “abrirá expediente a todos los controladores que no hayan ido a trabajar sin justificación, independiente de las actuaciones que ha iniciado la Fiscalía, así como de las denuncias presentadas por los ciudadanos”. El vicepresidente aseguró que esto “no va a volver a pasar, ni durante las Navidades ni después”, ya que ha sido un “suceso de enorme gravedad” que ha tenido “consecuencias muy dañinas”. En la misma línea, el ministro de Fomento, José Blanco, afirmó que “habrá consecuencias para quienes han abandonado su puesto de forma irresponsable, inexplicable y muy dañina”.

“El Gobierno ha cumplido con su deber”, dijo ayer el vicepresidente antes de confirmar que el estado de alarma durará 15 días. Sobre las consecuencias económicos del caos, adelantó que, aunque aún no han hecho el cálculo, “es evidente que para ningún país es bueno que haya un bloqueo de sus aeropuertos durante 24 horas”.

José Luis Rodríguez Zapatero, comparecerá el próximo jueves ante el pleno del Congreso para explicar el estado de alarma. El presidente de la Cámara, José Bono, explicó anoche que ha convocado de forma extraordinaria el pleno para el próximo día 9, en cumplimiento de lo que establece la Constitución y el propio reglamento parlamentario, que señala que cuando se decrete el estado de alarma, “el asunto será sometido inmediatamente al pleno del Congreso, convocado al efecto si no estuviese reunido, incluso en el periodo entre sesiones”.

Indignación y rabia

“Solución, solución”, gritaba ayer un grupo de unos 50 pasajeros con destino a Punta Cana de Iberworld en la T1 de Barajas porque su vuelo seguía cancelado, según informa Pilar Álvarez. Cerca de allí, Florencio Vicente, que iba a Buenos Aires a hacer un curso de antropolgía con compañeros de Bajadoz y Andalucía, celebraba que ya tenía hora de embarque y, aunque con 24 horas de retraso, tenía previsto salir durante la noche.

Fuente : El PAIS.es