Al agente le retiraron tres puntos del carné y le pusieron 150 euros de multa.

Perseguía en un coche camuflado a un supuesto cabecilla de una banda china.

Ahora un juez decidirá si anula la sanción impuesta por la benemérita.

La justicia decide esta semana en Sevilla si anula la sanción impuesta a un policía en acto de servicio. El agente perseguía en un coche camuflado y sin cinturón de seguridad a un supuesto cabecilla de una organización mafiosa china. La Guardia Civil le dio el alto y le impuso una multa de 150 euros y le retiró tres puntos del carné.

Ocurrió en abril de 2007 en la carretera que une Sevilla con Utrera. Un agente de policía perseguía, en un coche camuflado y sin cinturón de seguridad, a un supuesto cabecilla de una banda china que explotaba a sus compatriotas. La guardia civil le dio el alto y le impuso una multa de 150 euros y la retirada de tres puntos del carné de conducir, según publica el Diario de Sevilla. El sospechoso logró huir.

El agente de policía llevó el caso ante la justicia. Esta semana se celebra el juicio. El juez debe decidir si un agente está exento de llevar el cinturón de seguridad en actos de servicio como este.
La abogada del agente, Rocío Rosado considera que en estos casos “deba primar la cooperación entre cuerpos policiales y la seguridad ciudadana” y pedirá al juez la anulación de la multa de 150 euros y la retirada de los tres puntos del carné de conducir.

Fuente: telecinco.es