Los vecinos de un bloque en Vigo alertaron a las autoridades al escuchar los gritos de una mujer pensando que se trataba de un hecho violento, pero cuando se personó la Policía certificaron que se trataba de los ruidos de una mujer multiorgásmica haciendo el amor con su pareja.

La Policía y el 061 de VIgo recibieron el pasado domingo un aviso de emergencia. Eran los vecinos de un bloque que alertaron a las autoridades por los chillidos de una mujer escuchados a las tres de la madrugada.Efectivos policiales y sanitarios se personaron en el lugar de los hechos, pero no era ninguna agresión sino todo lo contrario: las voces procedían de una mujer multiorgásmica, según publica el diario local ‘La Región’.

Los vecinos, que habían sido despertados por los alaridos que procedían de una habitación que tenía la ventana abierta, quedaron sorprendidos cuando descubrieron la razón del desvelo.