CONTADOR FRENTE A SU ENCRUCIJADA

Si hay algo que Alberto Contador tiene asumido es que el recorrido del Tour 2009 no le favorece. Basta con ver lo que ha sucedido en los Pirineos, con tres etapas que han resultado descafeinadas. Sólo se salvo Arcalís y Alberto atacó muy tarde para hacer diferencias. Los Alpes son mejores, pero tampoco hay una etapa que pueda quitar el sueño a nadie por su dureza, una de esas subidas en las que un escalador pueda destrozar el Tour

www.laverdad.es