El jugador de fútbol americano Troy Polamalu acaba de poner precio a su cabeza. En realidad